Grecia se achicharra por la ola de calor y los incendios forestales

Grecia se achicharra por la ola de calor y los incendios forestales

La intensa ola de calor que vive el sur de Europa ha provocado que nazcan cientos de incendios en Grecia y Turquía. En el país heleno, los recientes focos avistados cerca de la capital han obligado a desalojar las poblaciones inmediatas, aunque no se han registrado victimas mortales


Las riberas del mar Egeo se achicharran. La Agencia Espacial Europea (ESA) ha publicado este martes una imagen que mostraba con detalle la terrible ola de calor que afecta a gran parte del sur de Europa y que llevan sufriendo países como Grecia y Turquía desde hace ya prácticamente una semana. En ella, se podía ver amplias zonas de Turquía teñidas de un color cobrizo, del mismo modo que lo hacían Chipre, el sur de Creta y oeste de Grecia, y que no representaban otra cosa que las regiones en las que se estaban rozando o superando los 50 grados Celsius.

El problema de estos escenarios de altas temperaturas es que, sobre todo en verano, preparan el terreno para el enemigo por excelencia de estas fechas y que, de hecho, terminó apareciendo por propia estadística en el sur de Turquía y en puntos de Grecia. Hablamos de los incendios forestales, que en estos momentos están a las puertas de la que fue la cuna de la filosofía.

Los colores más cálidos indican las temperaturas más altas en el sur de Europa | Foto: ESA

En los suburbios de Varimbombi y Adames, más de medio millar de bomberos, centenares de voluntarios y policías, con 150 medios terrestres y 14 aéreos han pasado toda la noche luchando por controlar la propagación de un incendio que comenzó el mediodía del martes, presumiblemente por la explosión de un poste eléctrico que no resistió la tensión que está registrando la red en todo el país a causa de la ola de calor.

El palacio de Tatoi, la residencia de verano de la antigua familia real griega, también se ha visto amenazado por las llamas, lo que obligó a evacuar tres suburbios, un campamento infantil, la villa olímpica de los Juegos de 2004 y a cortar una autopista y varias líneas ferroviarias nacionales.

Por suerte, a pesar de que el incendio ha arrasado docenas de propiedades no se ha registrado ninguna víctima mortal y tan solo siete personas tuvieron que ser ingresadas con problemas respiratorios leves. En este sentido, el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, ha destacado que lo principal es que no se hayan registrado víctimas y que el suministro eléctrico no haya colapsado por completo.

Aun así no se da tregua a las llamas cerca de la capital y las fuerzas que luchan contra las llamas han aumentado en las zonas que afectan a otros suburbios con más de medio millar de bomberos, 305 policías, nueve helicópteros, siete hidroaviones y 80 vehículos, a pesar de que hay otros incendios activos en el país, como en la isla de Eubea, cercana a Atenas.

incendios grecia
Se ve un perro muerto en el patio de una casa quemada después de un incendio forestal en la zona de Varybobi | Foto: EFE, YANNIS KOLESIDIS

El problema del fuego y el calor no es cuestión exclusiva de la capital, sino que está afectando a muchas de las famosas islas de Grecia. Por ejemplo, en la isla de Kos, un incendio que se incrementó el martes ha puesto contra las cuerdas el santuario Asclepeion, el yacimiento arqueológico más importante de la isla, aunque la humedad parece que está empezando a dar un respiro a los cuerpos de extinción. También la isla de Rodas, donde sus habitantes empiezan a ver la luz al final del túnel después de que las llamas se hayan llevado por delante casi 5.000 hectáreas de bosque.

También hay esperanza en el incendio declarado el martes en la isla de Eubea, en una zona de grandes pinares en el norte de la isla. Allí, los vientos han complicado la labor de los bomberos. Según indicaron los bomberos, el perímetro en llamas supera los nueve kilómetros y se extienden desde los pueblos de Drymonas y Kurkuli hasta las aldeas de Jronia y Sepiada, cuya población ha sido evacuada.

Columnas de humo que emergen de los focos de incendio en Turquía | Foto: NASA

En Turquía, la situación sigue siendo la misma: los incendios nos dan tregua en una temporada que muchos han clasificado como la peor en décadas. De acuerdo con el Servicio Europeo de Información sobre Incendios Forestales, a principios de este mes ya se habían calcinado en el país 136.000 hectáreas, tres veces el área quemada en promedio en todo un año.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas