Inteligencia Artificial para hacer frente al cambio climático

Varios organismos de Naciones Unidas han lanzado un grupo de trabajo para impulsar la Inteligencia Artificial como herramienta frente a los fenómenos meteorológicos extremos, que el cambio climático ha multiplicado por cinco en los últimos 50 años


La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y las comunicaciones, ha lanzado un nuevo Grupo Temático para hacer frente a la creciente prevalencia y gravedad de los desastres naturales con la ayuda de la inteligencia artificial (IA).

En estrecha colaboración con la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el nuevo grupo temático apoyará los esfuerzos mundiales para mejorar la comprensión, modelización y gestión de peligros naturales y desastres a través de IA y creará una hoja de ruta para la acción internacional.

La primera reunión de trabajo del grupo se ha celebrado desde el lunes hasta el miércoles de esta semana y en ella se han sentado las bases de lo que será el trabajo de esta nueva alianza.

“Con nuevos datos y nuevos conocimientos, surgen nuevos poderes de predicción capaces de salvar innumerables vidas”, afirmó el secretario general de la UIT, Houlin Zhao. “Este nuevo Focus Group tiene el objetivo de garantizar que la IA alcance su extraordinario potencial para acelerar la innovación necesaria para abordar los mayores desafíos que enfrenta la humanidad”, señaló.

Desastres cada vez más frecuentes

En los últimos 50 años, más de 11.000 desastres se han atribuido a peligros meteorológicos, climáticos y relacionados con el agua, que han provocado 2 millones de muertes y pérdidas económicas por valor de 3,6 billones de dólares. Si bien el número medio de muertes registradas por cada desastre se ha reducido en un tercio durante este período, el número de desastres registrados se ha multiplicado por cinco y las pérdidas económicas se han multiplicado por siete, según el informe ‘El estado de los servicios climáticos 2020 de la OMM’.

El causante de este incremento es el cambio climático que ha hecho que los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos sean más frecuentes, más intensos y más graves, y estén afectando de manera desproporcionada a las comunidades vulnerables. Paralelamente, una de cada tres personas todavía no está adecuadamente cubierta por los sistemas de alerta temprana.

En 2018, a nivel mundial, alrededor de 108 millones de personas necesitaron ayuda del sistema humanitario internacional como resultado de tormentas, inundaciones, sequías e incendios forestales. Para 2030, se estima que este número podría aumentar en casi un 50% a un costo de alrededor de 20 mil millones de dólares al año, dice el informe de la OMM.

desastres naturales
Un hombre camina con sus hijos durante unas inundaciones en Jakarta (Indonesia), en 2018.

“La IA tiene el potencial de ayudar a todos los países a lograr importantes avances en la gestión de desastres que no dejarán a nadie atrás”, señaló Jürg Luterbacher, científico jefe y director de ciencia e innovación de la OMM.

“El Programa de Reducción del Riesgo de Desastres de la OMM ayuda a los países a proteger vidas, medios de subsistencia y bienes de los peligros naturales, y está fortaleciendo el apoyo meteorológico a las operaciones humanitarias para la preparación en casos de desastre mediante el desarrollo de un mecanismo de coordinación de la OMM y un sistema mundial de alerta de peligros múltiples. En este Focus Group, nuestro objetivo es promover la transferencia de conocimientos, la comunicación y la educación, todo con un enfoque en las regiones donde los recursos son limitados “, señaló Luterbacher.

Así, el grupo prestará especial atención a las necesidades de las regiones vulnerables y con recursos limitados. Hará un esfuerzo especial para apoyar la participación de los países que han demostrado ser los más afectados por desastres naturales, en particular los pequeños Estados insulares en desarrollo y los países menos adelantados.

IA para luchar contra el cambio climático

La IA es cada vez más importante para el trabajo de la OMM. Las supercomputadoras procesan petabytes de datos para pronosticar el clima en todo el mundo. El organismo también coordina un programa mundial de observaciones desde la superficie y por satélite. Sus modelos combinan datos de más de 30 sensores satelitales, estaciones meteorológicas y plataformas de observación de los océanos de todo el planeta. 

El Sistema de Información de la OMM (SIO) actúa como una ventanilla única para todas las actividades relacionadas con la gestión de datos. La IA puede ayudar a interpretar los datos resultantes y ayudar a los pronosticadores a tomar decisiones ya reciben una cantidad abrumadora de datos y puede ayudar a reconocer dónde podría haber un evento grave o el riesgo de que ocurra.

“Sin embargo, la IA no es una fórmula mágica que sustituya a los modelos basados ​​en la comprensión física y décadas de investigación sobre las interacciones entre la atmósfera y los océanos. Y para que la IA prospere, los datos deben estar abiertos, disponibles e interoperables ”, destacó en la reunión Anthony Rea, director del Departamento de Infraestructura de la OMM.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas