La ONU reunirá en diciembre a líderes mundiales para abordar el clima

La ONU reunirá en diciembre a líderes mundiales para abordar el clima

Algunos de los líderes internacionales más ambiciosos en materia de cambio climático se reunirán el próximo 12 de diciembre para relanzar la acción climática en el quinto aniversario de la firma del Acuerdo de París


Aunque la pandemia haya provocado que las grandes citas climáticas internacionales, como la COP26 o la Conferencia sobre Biodiversidad, se pospongan a 2021, eso no quiere decir que haya que quedarse de brazos cruzados. Aunque esta última semana algunos líderes internacionales han aprovechado la celebración de la Asamblea General de Naciones Unidas para reafirmar su compromiso con la emergencia climática y la Agenda 2030, finalmente habrá también un evento específico de alto nivel en el que los países más ambiciosos en la lucha contra el calentamiento global se reunirán para relanzar su compromiso. Será el próximo 12 de diciembre, coincidiendo con el quinto aniversario de la firma del Acuerdo de París.

Así lo ha adelantado este miércoles Naciones Unidas, aunque el anuncio oficial se hará este mismo jueves durante una reunión virtual sobre clima convocada en los márgenes de la Asamblea General por el jefe de la organización, António Guterres. Según un comunicado, el secretario general portugués y el primer ministro británico, Boris Johnson, serán los anfitriones en diciembre de un acto “global” con líderes de distintos países con el fin de impulsar nuevas acciones para combatir el calentamiento global.

En la cita, los Gobiernos estarán invitados a presentar planes más ambiciosos, nuevos compromisos financieros y medidas para mejorar la capacidad del mundo a resistir frente al cambio climático. También participarán representantes del sector privado y de la sociedad civil para presentar nuevas medidas en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

A finales de este año, el Reino Unido tenía previsto acoger en Glasgow la cumbre del clima de Naciones Unidas, la COP26, que se ha aplazado hasta 2021 como consecuencia de la pandemia del coronavirus. La cumbre tenía el compromiso de asumir prioridades pendientes de apuntalar en la anterior cita de Madrid que se celebró “in extremis”, después de que Chile no pudiera acogerla por graves problemas sociales, y donde se reforzó la ambición climática de los países.

A este tipo de cumbres acuden representantes de casi 200 países, además de empresas, administraciones públicas, activistas, científicos, académicos y la sociedad civil en su conjunto, para participar en múltiples actos dentro y fuera de las instalaciones, que congregan durante casi dos semanas a miles de personas, y que, en este caso, agravarían el riesgo de contagio del coronavirus. Entre las prioridades para Glasgow está la de organizar de forma “oficial” la revisión al alza de las llamadas “contribuciones determinadas a nivel nacional” de los países, planteadas en el Acuerdo de París, para reducir las emisiones con el objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono a mitad de siglo.

“La emergencia climática está totalmente sobre nosotros y no tenemos tiempo que perder. La respuesta a nuestra crisis existencial es una acción rápida, decidida y ampliada y solidaridad entre las naciones”, señaló Guterres en un comunicado. Antes de que llegue diciembre, el diplomático portugués encabezará este jueves un acto paralelo a la Asamblea General de la ONU centrado en el clima en el que está previsto que participen, entre otros, Boris Johnson; el presidente de Chile, Sebastián Piñera; o la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

´Varias citas por venir

Aparte del acto paralelo sobre ambición climática que tendrá lugar este mismo jueves, la celebración de la 75 Asamblea General de la ONU aún guarda algunos eventos importantes que se celebrarán la próxima semana.

En lo relativo al agua, el próximo miércoles 30 de septiembre los miembros y socios de ONU-Agua debatirán sobre los desafíos de las políticas internacionales de agua y saneamiento debido a la pandemia de COVID-19 y las oportunidades para avanzar en el ODS 6 (agua limpia y saneamiento). Originalmente, se esperaba que la 33a reunión de ONU-Agua tuviera lugar del 21 al 22 de agosto de 2020 en Estocolmo, Suecia, pero la reunión ha tenido que ser reprogramada como un evento virtual.

Ese mismo miércoles 30 de septiembre tendrá lugar también la Cumbre de Biodiversidad de la ONU, un evento en el que los líderes mundiales intentarán aumentar la ambición para el marco de biodiversidad global posterior a 2020, resaltando las conexiones entre la biodiversidad, las sociedades y las economías. La Cumbre se centrará en la crisis que afronta la humanidad por la degradación de la biodiversidad y la urgente necesidad de acelerar la acción sobre la biodiversidad para el desarrollo sostenible y brindará una oportunidad para que los Jefes de Estado y de Gobierno preparen adecuadamente la 15 Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica en 2021.

Por último, este martes 29 de septiembre habrá un evento de alto nivel sobre financiación para el desarrollo, con el objetivo de articular una respuesta multilateral coordinada e integral a la urgente crisis de “financiamiento para el desarrollo” provocada por la pandemia de COVID-19.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas