Las lluvias extremas serán peores de lo que se había calculado

Los episodios de lluvias extremas serán peores de lo que se pensaba

Un nuevo modelo climático de alta resolución elaborado por el servicio meteorológico del Reino Unido predice que en el futuro inmediato habrá eventos climáticos más extremos de lo previsto inicialmente


La ciudad escocesa de Glasgow, donde se celebra estos días la cumbre climática COP26, no es ajena a la lluvia. Más bien al contrario: esta localidad tiene una media de 170 días de lluvia al año, una constante que comprobaron cientos de miles de manifestantes este sábado cuando salieron a pedir una acción climática más ambiciosa bajo un tremendo aguacero.

Sin embargo, esta situación podría agravarse en los próximos años con el avance del calentamiento global: nuevos cálculos que utilizan un escenario de altas emisiones para 2070 muestran que, en Glasgow, el número de días en los que se registran 30 mm de lluvia o más en una hora podría ser 3,5 veces más probables en la década de 2070 que ahora mismo.

Este umbral de 30 mm de lluvia en una hora es el que se utiliza normalmente para activar avisos de inundaciones repentinas, por lo que el cambio no es baladí. Así lo afirma la Agencia Meteorológica del Reino Unido (MET, por sus siglas en inglés), que ha desarrollado un nuevo modelo climático de alta resolución para demostrar que las lluvias extremas del futuro podrían ser peores de lo que se pensaba. Y, aunque por ahora solo ha sido aplicado a la escala local británica, sus autores afirman que este aumento de la frecuencia puede ser extrapolado a otras regiones del planeta.

«Los recientes eventos de inundaciones muestran que existe una mayor urgencia de lo que se pensaba anteriormente en reducir las emisiones y preparar a las sociedades para que sean más resistentes a los eventos de lluvias extremas. Estas nuevas proyecciones climáticas están ayudando a las organizaciones y a las personas a mejorar su resistencia a las inundaciones», ha explicado la MET a través de un comunicado, en el que se pone de manifiesto que los cálculos sobre lluvias extremas presentados en la pasada COP25 de Madrid subestimaban el problema.

desastres
Los fenómenos extremos son amenazas potenciales para la humanidad.

«Los cálculos sobre lluvias extremas presentados en la pasada COP25 de Madrid subestimaban el problema»

En concreto, el nuevo modelo utiliza las últimas proyecciones locales y las combina con los últimos modelos de pronóstico climático desarrollados por el IPCC en su último informe, lo que permite observar los cambios en los extremos climáticos locales en las próximas décadas.

Esto permite conocer no solo el aumento de la probabilidad de lluvia extrema por horas en ciudades como Glasgow o Londres, sino también hacer una aproximación por días. De hecho, la probabilidad que haya 80 mm de lluvia o más en 24 horas en Glasgow es 4,5 veces más probable en 2070 si se mantienen las emisiones actuales.

Además de los aumentos en la intensidad de las precipitaciones por hora, la última generación de modelos climáticos de alta resolución también muestra más tormentas de movimiento más lento, que pueden conducir a grandes acumulaciones de agua con altas tasas de lluvia sostenidas durante varias horas.

Esto tiene graves consecuencias: un estudio reciente realizado por científicos del la MET y la Universidad de Newcastle prevé que las tormentas de movimiento lento con el potencial de grandes acumulaciones de precipitaciones sean 14 veces más frecuentes en Europa para el 2100 en un escenario de altas emisiones donde el calentamiento global alcanza los 4,3 ° C.

Un problema creciente

Este nuevo modelo climático llega después de que las constantes inundaciones en los últimos 12 meses hayan puesto sobre aviso a las autoridades sobre la necesidad de trabajar en adaptación y resiliencia. Solo desde el verano se han vivido inundaciones devastadoras en Europa central, inundaciones del metro de Londres y crecidas en Zhengzhou, China.

Es más, solo en el evento de Europa central, algunas países recibieron hasta dos meses de lluvia en dos días, tal y como demuestra un estudio reciente de atribución climática que además prueba que el cambio climático hizo que las lluvias extremas de un día en esta región fueran más intensas, aumentando la precipitación entre un 3% y un 19%.

fenómenos extremos
Alemania sufrió en julio inundaciones históricas. | Foto. EFE

“Los desarrollos recientes en las proyecciones climáticas de alta resolución nos permiten examinar los cambios en las lluvias extremas futuras con un detalle sin precedentes. Estamos viendo que los eventos de lluvias extremas se están haciendo más frecuentes y más intensos como consecuencia del cambio climático inducido por el hombre», ha asegurado Lizzie Kendon, científica climática en la MET. «Las recientes inundaciones en todo el mundo muestran la devastación que pueden causar las lluvias intensas. Al reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, se pueden evitar los peores impactos, pero las organizaciones y las personas deben ser resistentes a los cambios en nuestro clima con los que ya estamos comprometidos”, ha apuntado.

Es cierto que los fenómenos meteorológicos extremos no son nada nuevo, pero la frecuencia con la que ocurren está cambiando. Para el Reino Unido, cinco de los 10 años más húmedos registrados han ocurrido desde 2000. En este sentido, la ciencia de las predicciones del cambio climático es solo el comienzo del proceso, ya que para permitir que se tomen acciones de mitigación y adaptación necesitamos comprender mejor los impactos del cambio climático, como el hecho de que, por ejemplo, las ciudades son particularmente vulnerables a estas lluvias de alta intensidad.

Y es que, debido a que parte del calentamiento global ya se ha producido, las precipitaciones extremas también han comenzado a cambiar. Según ha apuntado el profesor Peter Stott de la MET, «el cambio climático ya no es solo una cuestión sobre el futuro», ya que la atmósfera ya se ha calentado alrededor de 1 °C, y contiene aproximadamente un 7% más de humedad de la que tendría en el período preindustrial, «lo que lleva a eventos de lluvia más extremos».



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas