El mayor riesgo financiero es ignorar el cambio climático

El mayor riesgo financiero es ignorar el cambio climático

El Fondo Monetario Internacional estima que el mayor riesgo financiero es no afrontar los 3,3 billones de inversión global que se requieren para lograr la carbono neutralidad y frenar el cambio climático


La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, ha asegurado este miércoles que el mayor riesgo que enfrenta el mundo financiero es perder la oportunidad de lograr una huella de carbono cero en la lucha contra el cambio climático.

«El mayor riesgo para nosotros -y para el mundo de las finanzas- es perder la senda de la huella de carbono cero«, ha dicho Georgieva en su intervención digital en una charla organizada por el FMI sobre riesgos financieros vinculados al cambio climático y finanzas ecosostenibles en la región de Asia y el Pacífico.

NDC
Las emisiones de GEI tienen previsto aumentar un 16% para el 2030.

En 2020, Asia Pacífico fue responsable del 52% de las emisiones mundiales de CO2 relacionadas con la energía y tuvo una tasa de descarbonización del 0,9%, muy por debajo del promedio mundial del 2,5%.

Se necesita un promedio mundial del 12,9% para limitar el aumento de la temperatura de la Tierra con respecto a los niveles anteriores a la industrialización a 1,5 °C.

Un informe reciente encontró que relativamente pocas empresas en la región de Asia-Pacífico han adoptado estrategias de emisiones netas de carbono cero hasta la fecha. Sin embargo, hay motivos para un optimismo cauteloso a medida que los pioneros en la región anuncian objetivos ambiciosos y experimentan con estrategias innovadoras de descarbonización.

El informe, publicado en abril por Carbon Disclosure Project (CDP), encontró que para fines de 2021 solo el 8% de las empresas en la región de Asia-Pacífico habían firmado planes para alcanzar emisiones netas de carbono cero. Además, menos de un tercio de las empresas que respondieron habían adoptado objetivos basados en la ciencia.

Redirigir la actividad económica a energías limpias

Para la directora gerente del FMI, la receta a seguir es clara: redirigir recursos a actividades económicas que usen energía limpia y de forma eficiente, algo que solo se logrará con unos precios «adecuados» de la energía, la publicación de los riesgos climáticos, inversiones verdes y medidas para proteger a poblaciones vulnerables.

«Nuestra estimación es que el mundo necesita 3,3 billones de dólares anuales de inversión en el campo de la energía hasta 2030 para lograr la huella de carbono cero en 2050«, ha indicado.

Georgieva admite que se trata de una cifra muy alta, pero asegura que esta se «empequeñece» si se compara con todos los beneficios que estas inversiones traerán consigo.

La máxima responsable de la institución financiera internacional celebra que la cantidad de dinero destinada a financiar proyectos climáticos esté aumentando, pero lamenta que sigue estando por debajo de lo que se necesita, y urge a encontrar maneras de recabar más fondos para esta causa, especialmente en las economías en desarrollo.

«Solo medidas tomadas con decisión pueden contener el cambio climático y evitar sus consecuencias desastrosas para la gente y las economías»

La directora gerente ha declarado que «la ciencia es clara» sobre el cambio climático y recuerda los pronósticos según los cuales la única manera de limitar el calentamiento global a entre 1,5 y 2 grados es reducir las emisiones de dióxido de carbono a nivel mundial entre el 25 y el 50 % para 2030.

Georgieva ha hecho especial hincapié en la región de Asia y el Pacífico, que recuerda que alberga a cinco de las economías más contaminantes del mundo -entre ellas China e India- y destaca que estos países ya están sufriendo duras consecuencias, como una subida de las temperaturas que es el doble que la media mundial y más desastres meteorológicos.

Conferencia de Bonn sobre el cambio climático

La próxima semana, del 9-16 de junio, delegados gubernamentales, observadores y varios expertos se reunirán para comenzar a hacer un balance de la situación del mundo en la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados.

Lograr este objetivo es esencial para evitar los peores impactos del cambio climático, que incluyen eventos extremos cada vez más frecuentes como tormentas, sequías y olas de calor.

El primer balance mundial se está desarrollando en una década crítica para la acción climática. Las emisiones globales deben reducirse a la mitad para 2030 para que el mundo tenga la oportunidad de alcanzar el objetivo de 1,5 grados centígrados. En la actualidad, el mundo está muy lejos de su curso en sus esfuerzos por lograr este objetivo.

Por lo tanto, el balance se centrará en las formas de cerrar cualquier brecha con el fin de aumentar la ambición y la acción sobre el cambio climático.

Terminará dos años antes de que los países presenten sus planes climáticos nacionales actualizados (formalmente conocidos como Contribuciones determinadas a nivel nacional) en 2024-25 y está diseñado para ayudar a estimular a los países a intensificar la acción climática para evitar los peores impactos del cambio climático.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas