España registró la pasada década la temperatura media más alta de la historia

España registró la pasada década la temperatura media más alta de la historia

Desde los años 70 del pasado siglo, cada década ha sido más calurosa que la anterior, y entre 2010 y 2019 la media se situó en 15,7 grados centígrados, uno y medio más que hace cuarenta años, según apunta el Observatorio de Sostenibilidad


La curva es clara y ascedente: las temperaturas medias han ido progresando en España década tras década. En comparación con los años 70, tenemos casi un grado y medio más de media y cada década que ha pasado ha sido más calurosa que la anterior. Y el impacto del cambio climático no es solo obvio en las estadísticas de calor, sino que además ha aumentado el número de eventos meteorológicos extremos como las inundaciones o las sequías. Estas son las conclusiones del nuevo informe del Observatorio de Sostenibilidad, que revela que el decenio 2010-2019 deja atrás la temperatura media más alta en España desde que empezaron a hacerse mediciones.

El trabajo España, cada vez más cálida analiza la evolución de las temperaturas medias del periodo 2010-2019, las olas de calor, los incendios y las inundaciones a partir de datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y el Ministerio para la Transición Ecológica, así como del Consorcio de Compensación de Seguros. Y sus conclusiones no son nada alentadoras: las temperaturas medias han aumentado de manera generalizada, por lo que España es cada vez más cálida y 2019 cierra un decenio de máximos de calor y fenómenos meteorológicos extremos en España y el resto del mundo.

Un dato centra el análisis: la temperatura media en España en estos diez años es la mayor desde que hay constancia, y se sitúa en 15,7 grados centígrados entre 2010 y 2019, frente a los 14ºC de media entre la década de 1970 a 1979. Es más, entre 2015 a 2019 la temperatura media en España llegó a 15,9ºC, la más alta nunca alcanzada por quinquenios.

Ante estas estadísticas, el Observatorio de Sostenilidad, una entidad independiente referente en temas de gestión sostenible, recomienda medidas urgentes para disminuir las emisiones y permitir la adaptación al cambio climático. El primer paso sería descarbonizar la economía lo antes posible para evitar un aumento de la temperatura de 3ºC de aquí a final de siglo, algo que según las principales organizaciones científicas tendría consecuencias graves para el bienestar de la humanidad.

DANA y olas de calor

A parte del aumento generalizado de la temperatura media, el otro gran efecto del cambio climático es la mayor frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos. Según el informe, en España destacan especialmente los efectos de la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) que afectó a España en septiembre y dejó un temporal de lluvia histórico y sin precedentes en los últimos cien años en la Vega Baja del Segura. El coste estimado de los daños provocados por las inundaciones que provocaron estas precipitaciones podría superar los 422 millones de euros, lo que se acerca al récord de 500 millones de euros pagados por las aseguradores en 2011 a causa del terremoto de Lorca (Murcia).

A consecuencia de esta DANA, el observatorio asegura que se han recibido 59.357 solicitudes de indemnización de asegurados afectados, de las que 35.888 corresponden a viviendas y comunidades de propietarios, 16.899 a automóviles, 4.295 a establecimientos mercantiles, oficinas y otros inmuebles públicos y privados de uso no industrial, 1.229 a industrias y 46 a obras civiles.

Las olas de calor en junio, que han aumentado su intensidad y duración, son ahora diez veces más probables que en la década de los 80 y 90 del siglo pasado

También ha sido este un decenio récord en olas de calor, ya que fueron de mayor extensión, intensidad y duración que en las décadas anteriores. Destacan especialmente las sufridas en 2017, con cinco olas de calor y 25 días, seguido por las cuatro olas de calor del año 1991, (23 días) y 2016, con 15 días de ola de calor. El informe recuerda que la AEMET concluyó este año que las olas de calor en junio son ahora diez veces más probables que en la década de los 80 y 90 del siglo pasado.

Por último, el estudio se centra también en una de las peores consecuencias del calentamiento global: los incendios. Según el Observatorio de Sostenibilidad, en el conjunto de España han ardido desde el año 1961 un total de 8,2 millones de hectáreas. Una cifra que podría aumentar drásticamente en las próximas décadas según los autores del informe, ya que apuntan a que las políticas y prácticas forestales que se están realizando no están teniendo en cuenta el escenario de cambio climático y por ello pueden volver a repetirse tragedias como las de los años 2012 y 2017, cuando hubo superficies quemadas de al menos 100.000 hectáreas.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas