Desterrar el carbón, el paso más decisivo ante el cambio climático

Desterrar el carbón, el paso más decisivo ante el cambio climático

Una alianza entre Reino Unido, Canadá y la ONU pretende impulsar la eliminación del carbón de la red eléctrica a nivel global, ya que el uso de este material debe caer un 80% para 2030 para cumplir con los objetivos climáticos


Continuar usando carbón para fines energéticos es totalmente incompatible con la lucha contra el calentamiento global. Según los cálculos de Naciones Unidas, el uso global de carbón en la generación de electricidad debe para 2030 caer un 80% por debajo de los niveles en los que se usaba en 2010, una tarea mayúscula que exige de una amplia colaboración a nivel internacional que cristaliza en organizaciones como la Alianza para Eliminar el Carbón (PPCA, por sus siglas en inglés), que este martes ha organizado su primera Cumbre Global. Auspiciada por Reino Unido y Canadá con la colaboración de la ONU, este encuentro pretende reunir a Gobiernos, sector privado y sociedad civil para impulsar una acción global ambiciosa que acelere la eliminación del carbón en el período previo a la COP26.

“La eliminación progresiva del carbón del sector eléctrico es el paso más importante que debemos conseguir en consonancia con el objetivo de los 1,5 grados que propone el Acuerdo de París“, ha afirmado durante su intervención en la cumbre el secretario general de la ONU, António Guterres, que ha hecho un llamado “a todos los gobiernos, empresas privadas y autoridades locales” para que tomen pasos concretos hacia el destierro de este material altamente contaminante. Eso sí, su mensaje estaba especialmente dirigido a los miembros del G7, las siete economías más potentes del planeta, a los que Guterres ha invitado a tomar la iniciativa y comprometerse a cancelar todos sus proyectos de carbón antes de la próxima Cumbre del Clima de Glasgow.

En este sentido, Naciones Unidas considera que es clave que la inversión se traslade por completo a proyectos de energías renovables, ya que los beneficios de eliminar una energía sucia como esta exceden los medioambientales y se extienden a la salud: la contaminación del aire relacionada con los combustibles fósiles causa 1 de cada 5 las muertes a nivel mundial cada año. Pero este organismo internacional también apela a la lógica ecónomica debido a que, prácticamente en todos los mercados, ahora es más barato construir nueva capacidad de energía renovable que nuevas plantas de carbón.

Trabajadores del carbón en el pueblo de Fengjie (China), en abril de 2020.

Y es que, si bien es cierto que la transición energética en marcha y este sector se está alejando del carbón, el ritmo demasiado lento para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, según apunta la Agencia Internacional de la Energía. Por eso, tal y como ha expuesto el ministro de Medio Ambiente de Canadá, Jonathan Wilkinson, “acelerar el cambio es crucial para mantener el aumento de la temperatura global dentro de los 1,5 ° C”, aunque también ha incidido en que esta estrategia ayudaría a abordar la crisis económica mundial al crear potencialmente nueve millones de nuevos puestos de trabajo en energía limpia.

Para lograrlo, Guterres ha propuesto que todos los países que pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, donde se reúnen las economía consideradas como “desarrolladas”, se comprometan a eliminar el carbón para 2030 y que los países que no pertenecen a ella lo hagan para 2040. Si tomamos medidas inmediatas para acabar con los combustibles fósiles más sucios, más contaminantes y, sí, cada vez más costosos de nuestros sectores energéticos, podemos estar a tiempo combatir la crisis climática”, ha asegurado el secretario general.

Mensaje a inversores y empresas

Los líderes políticos que han participado en la cumbre han coincidido en pedir a todos los bancos multilaterales y públicos, así como a los inversionistas en bancos o fondos de pensiones, para que cambien sus inversiones ahora hacia la nueva economía de energía renovable. Para Guterres, el hecho de que muchos dirigentes de los sectores público y privado se hayan comprometido para alcanzar cero emisiones netas para mediados de siglo “ofrece una cierta esperanza”, pero reclama que se tomen medidas concretas en lo relativo al carbón.

Por supuesto, según se ha apuntado en la cumbre, será necesario que este destierro del carbón se lleve a cabo de manera justa, ya que estas medidas generarán una inevitable pérdida de puestos de trabajo en muchas zonas donde hasta ahora este material suponía la principal fuente de ingresos. Para evitar que esta transición se cebe con algunas regiones mientras refuerza a otras, los líderes mundiales piden poner en marcha un esfuerzo global que garantice que “nadie se quede atrás”.

El uso global de carbón en la generación de electricidad debe para 2030 caer un 80% para cumplir con París.

“Tenemos la responsabilidad colectiva y urgente de abordar los graves desafíos que vienen con la velocidad y escala de la transición. Las necesidades del carbón de las comunidades deben ser reconocidas y deben proporcionarse soluciones concretas en un nivel muy local. Eso requiere compromiso, de los gobiernos a las empresas de energía, de la mano de obra, de sindicatos a inversores, tanto privados como públicos”, explicó Guterres. Con tal objetivo, el secretario general ha hecho otro llamamiento a todos los países para que adopten las Directrices de la Organización Internacional del Trabajo como un estándar mínimo para asegurar el progreso de un trabajo decente para todo el mundo.

La Cumbre Global de la PPCA es la reunión mundial más grande realizada hasta ahora sobre la eliminación gradual de la energía del carbón. Además de la sesión plenaria de alto nivel, consta de una serie de sesiones temáticas que van desde el cambio de la financiación privada hasta cumplimiento de los objetivos netos cero y planificación de la futura demanda de energía. En total, participan más 800 actores, que representan a los gobiernos nacionales y subnacionales, los sectores financiero y energético, los sindicatos y la sociedad civil, incuyendo países donde la eliminación del carbón representa un desafío.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas