Ciudad de México inicia 2021 con prohibición de plásticos de un solo uso

Ciudad de México inicia 2021 con prohibición de plásticos de un solo uso

En 2020 la Ciudad de México prohibió el empleo de bolsas de plástico de un solo uso y ahora amplía las medidas sobre residuos a la comercialización, distribución y entrega de tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos y popotes o pajitas


La Ciudad de México, una de las más grandes de Latinoamérica, inicia este 2021 con la pionera ampliación de la prohibición de plásticos de un solo uso, los llamados productos desechables que en esta metrópoli y en el país son de uso corriente entre negocios y consumidores.

Con esta disposición, el Gobierno de la capital mexicana busca reducir el consumo y comercialización de plásticos no biodegradables y colocar a la metrópoli como una ciudad sustentable.

Por lo tanto, a partir de este 1 de enero del 2021 “estará prohibida la comercialización, distribución y entrega de productos de plástico de un solo uso”, de acuerdo con la norma publicada.

Esto incluye tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos y popotes o pajitas. También cápsulas de café, bastoncillos para hisopos de algodón, globos, vasos y sus tapas, charolas para transportar alimentos, aplicadores de tampones, “fabricados total o parcialmente de plásticos, diseñados para su desecho después de un solo uso, excepto los que sean compostables”.

Con esta normativa entra la segunda etapa de la Ley de Residuos Sólidos que frena la comercialización, distribución y entrega de plásticos de un solo uso promovida por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la capital.  

No se podrán vender tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos y popotes o pajitas de plástico

La legislación entró en vigor en el 2020 con la prohibición de la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico en cualquier establecimiento de la Ciudad de México.

Ante el arranque de la medida, las autoridades de la capital mexicana han indicado que durante los primeros meses no se aplicarán sanciones y, por el contrario, buscarán que los ciudadanos se informen, según informa Efe.

En México se producen más de siete millones de toneladas de plástico al año y el 48 % de este material se destina a envases y embalajes y aunque muchos de ellos son reciclables, no necesariamente terminarán siendo reciclados.

La Sedema precisó en un comunicado que para vigilar la norma la institución cuenta con inspectores, “pero quien más nos dice las cosas que están pasando en la ciudad es la gente”.

La dependencia señaló que en el caso de las bolsas de plástico “en años pasados hubo un intento por retirar estas bolsas pero no se logró porque la industria se impuso y el consumidor no se comprometió”.

En el país al menos 20 estados de los 32 que lo integran han autorizado restringir el uso de plásticos de un solo uso, entre ellos Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Guerrero, Sonora, Durango, Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí.

Además, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala, Hidalgo y la Ciudad de México han modificado sus legislaciones para prohibir o regular el uso de bolsas de plástico, popotes (pajillas) o artículos de unicel (espuma de poliestireno).

Según cifras de distintas organizaciones, en México cada familia en promedio desecha 650 bolsas de plástico al año, cuyo tiempo útil se ha estimado en 15 minutos, mientras que para su degradación se necesitan, como mínimo, 100 años.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas