España, Francia y Alemania cooperarán para impulsar el hidrógeno verde - EL ÁGORA DIARIO

España, Francia y Alemania cooperarán para impulsar el hidrógeno verde

La cooperación entre España, Francia y Alemania será fundamental para crear un sistema europeo de transporte y producción de hidrógeno limpio en Europa. Una jornada ha dado cita a los sectores públicos y privados de los tres países para avanzar en estrategias y colaboración


En la transición energética, clave para alcanzar las metas del Acuerdo de París, el hidrógeno verde se presenta como un elemento fundamental para reducir en poco tiempo la huella de carbono de la industria y el transporte. Esta palanca para conseguir los objetivos climáticos está presente en los planes de recuperación europeos, que promueven la cooperación entre países para impulsar de manera decidida esta fuente de energía limpia.

Este viernes responsables de las políticas sobre hidrógeno verde de España, Francia y Alemania se han dado cita en la jornada “Hidrógeno, vector energético estratégico para la recuperación verde europea” para analizar las posibilidades de colaboración entre los tres países, sus estrategias respectivas y los proyectos ya en marcha en cuanto a esta energía de enormes posiblidades.

El embajador alemán, Wolfgang Dold, ha señalado que además de las actuaciones de cada Estado, “es necesaria una acción conjunta contra el cambio climático. El potencial de colaboración entre Alemania, Francia y España es muy importante para cumplir con los objetivos europeos en materia de descarbonización y en cuanto al despliegue del hidrógeno verde como fuente de energía generalizada”.

Jean Michel Casa, embajador de Francia en España, recordó que la Estrategia Europea del Hidrógeno Renovable prevé la instalación de 40 gigavatios (GW) y la producción de 10 millones de toneladas de hidrógeno limpio en 2030 para diversificar el uso de esta energía. Para conseguir este objetivo, todo un desafío para los países, “será imprescindible la colaboración internacional”. El embajador destacó la labor de los centros de investigación de los tres países y sus grandes empresas que ya están implementando proyectos para la construcción de plantas de producción de hidrógeno y de componentes para la eletrólisis.

Esta tecnología innovadora “requerirá grandes inversiones por parte de los Estados y las empresas, que deben ir de la mano en este camino que tenemos por delante. La Unión Europea prevé el despliegue de una red de transporte de hidrógeno de 40.000 kilómetros en 2040, un desafío en el que ya trabajan los gestores gasísticos europeos y en el que Francia, Alemania y España como países vecinos tendrán que coordinarse para que sea una realidad”, señaló Jean Michel Casa.

Estrategia española

España cuenta con una hoja de ruta específica para el hidrógeno verde, que ha sido explicada en la jornada por Manuel García Hernández, director general de Política Energética y Minas del Ministerio de Transición Ecológica. Esta estrategia sienta las bases del despliegue de esta energía en nuestro país con un calendario hasta 2030 en consonancia con los objetivos cuantitativos planteados por Europa.

Manuel García ha destacado que el hidrógeno verde es la herramienta para eliminar las emisiones de manera más inmediata en nuestro país, ya que la industria y el transporte español ya consume 500.000 toneladas de hidrógeno ‘gris’ (producido con combustibles fósiles) por lo que ahorrar todo este CO2 con el paso a un hidrógeno limpio sería una primera etapa clara en la transición energética.

España se ha marcado tener en 2030 4GW instalados de electricidad proveniente de esta energía renovable, “un 10% del objetivo europeo”, destacó el director general. El objetivo es el despliegue y generalización del hidrógeno en el transporte marino y aéreo, flotas de autobuses, líneas de ferrocarril donde no se pueda electrificar, así como “en territorios aislados, como Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, para los que el hidrógeno verde será una palanca decisiva para hacer frente a la descarbonización”.

Para hacer despegar el mercado del hidrógeno y cumplir con los objetivos a 2030, ya hay un plan aprobado que prevé la inversión de 1.500 millones de euros en tres años en cuatro líneas específicas: desarrollo de I+D+i, creación de clusters de producción de hidrógeno en entornos industriales, impulso de proyectos singulares e impulso de proyectos de interés europeo con cooperación transfronteriza.

El director general de Política Energética destacó en su intervención la importancia de contar con instrumentos regulatorios, para acabar con las barreras que puedan frenar a las empresas respecto a esta energía, y “trabajar en la colaboración púbico-privada” para generalizar esta nueva fuente limpia e impulsar los empleos verdes, la investigación y la formación.

Cooperación internacional

En la jornada también participó Stefan Kaumann, comisionado para el Hidrógeno del Ministerio alemán de Educación e Investigación, quien destacó el hidrógeno verde como el “portador energético clave del siglo XXI, el elemento más pequeño de la tabla periódica que se ha convertido en el elemento estratégico para el cambio de paradigma energético del planeta y un factor económico decisivo”.

Kaumann afirmó que la cooperación entre Alemania, Francia y España será fundamental para crear un sistema europeo de transporte y producción de hidrógeno limpio en Europa y reafirmó el compromiso de su país en colaborar de manera estratégica para que los tres países “impulsen, junto con la industria, esta energía clave y tengan un posicionamiento fuerte dentro de la Unión Europea”.

Alemania invertirá hasta 2025  7.000 millones de euros en tres “proyectos faro” que avanzarán en la producción en serie de electrolizadores y en la producción offshore de hidrógeno limpio y prevén la inversión de 2.000 millones de euros en cooperación internacional para desarrollar puntos de enlace del sistema de transporte e intercambio transfronterizo de hidrógeno.

hidrogeno hoja de ruta

Kaumann destacó el potencial en renovables de España por sus condiciones climáticas y reafirmó el deseo de su país para colaborar en materia energética.

Por su parte, Christophe Kassiotis, portavoz de la Dirección de Energía y Clima del Ministerio francés para la Transición Ecológica y Solidaria, habló de la estrategia de su país, que prevé la instalación de 6,5MW de producción de hidrógeno verde asociado a un consumo local en 2030. Además, impulsarán toda la cadena de valor para poder generalizar la electrólisis descarbonizada que se aplique en la industria y a la movilidad pesada.

Francia invertirá 7.000 millones hasta 2030, con una inversión inicial de 2.000 millones hasta 2023 e implementación de proyectos transnacionales. Kassiotis también destacó la importancia de ir de la mano de las empresas para reflexionar y planificar el cambio de paradigma energético. “Estamos realizando grupos de trabajo con industrias y empresas para aprender, intercambiar experiencias y apoyarlas en la transición. En un primer momento los costes de la producción de hidrógeno verde serán más caros que la producción ‘gris’, por ello debemos dar soporte y ayudar a las empresas para que superen este primer plazo y puedan llegar a los beneficios que se verán en el medio y largo plazo”, destacó.

Prototipo de avión de hidrógeno de Airbus. | Imagen: Airbus

La jornada contó también con la participación de Antonio Llardén, presidente de Enagás; Ulrich Benterbusch, subdirector general del Ministerio Federal alemán de Economía; Antoine Aslanides, director general de EDF-Hynamics Alemania; Silvia Lazcano, directora de Tecnologías de Airbus España; Karsten Lemmer, miembro de la Junta directiva del Centro Aeroespacial Alemán (DLR); y Hélène Burlet, directora adjunta de la Dirección de Programas Energías del
Comisariado a la Energía Atómica y las Energías Alternativas (CEA), que presentaron proyectos empresariales que están realizando los tres países en materia de hidrógeno verde.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas