285 millones de inversión público privada para renovables en Canarias y Baleares - EL ÁGORA DIARIO

285 millones de inversión público privada para renovables en Canarias y Baleares

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a la segunda convocatoria de los programas EolCan y SolBal que supondrá la inversión público privada de 285 millones de euros para avanzar en la descarbonización de los territorios insulares


Canarias y Baleares siguen avanzando en descarbonización e independencia energética. El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), ha acordado este martes autorizar al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) la segunda convocatoria de ayudas de los programas EolCan y SolBal para 2020, que destinará 54,4 y 20,7 millones de euros respectivamente a impulsar las instalaciones de energías eólica y solar fotovoltaica en los archipiélagos canario y balear.

La convocatoria de EolCan prevé la entrada en funcionamiento de un mínimo de 160 megavatios (MW) de potencia renovable en Canarias entre 2021 y 2022. Los 54,4 millones de euros en subvenciones movilizarán una inversión privada adicional de unos 137 millones, lo que generará empleo local y permitirá la eliminación más de 232.000 toneladas equivalentes de CO2 al año (t eq. CO2/año), contribuyendo a la lucha contra el cambio climático.

Por su parte, SolBal prevé la entrada en funcionamiento de 120 megavatios (MW) de potencia renovable Baleares entre 2021 y 2022. Los 20,7 millones de euros en subvenciones movilizarán una inversión privada adicional de unos 73 millones, generando empleo local y eliminando más de 65.000 toneladas equivalentes de CO2 al año (t eq. CO2/año).

Campo solar en Mallorca (Baleares).

En total, ambos programas supondrán la inversión público privada de 285,1 millones de euros y la entrada en funcionamiento de 380 megavatios de energía verde.

Ambos programas serán cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), destinado a fortalecer la cohesión económica y social en la Unión Europea, corrigiendo los desequilibrios que existen entre sus regiones.

Con estas dos convocatorias ya son cinco las realizadas para sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares desde 2019. En total suponen la movilización de 191 millones de euros en apoyo público, aproximadamente 932 millones de euros de inversión público-privada y la puesta en marcha de unos 1.063 MW renovables.

Singularidad de los territorios insulares

Esta convocatoria se enmarca en las acciones dirigidas a la descarbonización de los territorios insulares, a la reducción de su dependencia del petróleo y, en definitiva, hacia el cumplimiento del objetivo de neutralidad climática para el año 2050. Mediante estas ayudas, se incentiva la instalación de energías renovables en aquellos territorios en los que, por sus particularidades geográficas, la descarbonización es más compleja que en los territorios peninsulares.

Debido a la insularidad, los sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares presentan singularidades que conllevan mayores dificultades para la integración de la producción eléctrica a partir de fuentes de energía renovables.  Con el objetivo de continuar avanzando en la integración de energías verdes y en línea con los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, resulta imprescindible la puesta en marcha de nuevas instalaciones en los archipiélagos. De esta manera, se contribuirá a la diversificación de las fuentes de energía primaria, a la reducción de la dependencia energética y a la disminución de emisiones de CO2.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas