Harán falta medidas drásticas para mejorar la calidad del aire

Harán falta medidas drásticas para cumplir las directrices de calidad del aire

Un nuevo estudio liderado por científicos del Barcelona Supercomputing Center demuestra que los países europeos necesitan reducir drásticamente los niveles de los principales contaminantes del aire para proteger la salud de los ciudadanos


España y Europea superan en gran medida los límites de contaminantes que fijan las nuevas directrices de la calidad del aire de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según un estudio del Barcelona Supercomputing Center (BSC) que analiza las cifras recogidas en las estaciones de medición españolas y europeas.

El estudio, publicado en en Environmental Research Letters, cuantifica el aumento en el porcentaje de estaciones de medición que superan cada nueva directriz de calidad del aire en todos los países que reportan información sobre la calidad del aire a la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).

La contaminación del aire es el mayor riesgo ambiental para la salud en Europa y una de las principales causas de muerte prematura y enfermedad. Ahora, gracias a los avances en la investigación sobre los impactos de la contaminación del aire en la salud humana, sabemos que los efectos adversos comienzan en concentraciones mucho más bajas de lo que se creía anteriormente. La evidencia científica más reciente se refleja en las nuevas pautas de calidad del aire de la OMS de 2021, que representan una revisión importante con respecto a las anteriores establecidas en 2005.

Las nuevas pautas de la OMS recomiendan niveles de calidad del aire para seis contaminantes, donde la evidencia ha avanzado más sobre los efectos de la exposición en la salud: dióxido de nitrógeno (NO₂ ), partículas (PM2.5 y PM10 ), ozono (O₃), dióxido de azufre ( SO₂ ) y monóxido de carbono (CO). Casi todas las concentraciones recomendadas para 2021 son significativamente más estrictas . Para los contaminantes más nocivos, como el NO ₂ y el PM 2,5 , los nuevos límites medios anuales son un 75% más bajos (de 40 a 10 µg/m3) y un 50% más bajos (de 10 a 5 µg/m3), respectivamente.

El incumplimiento, definido como el porcentaje de estaciones totales que superan los límites de cada contaminante, ya era sustancial con las recomendaciones de la OMS de 2005 en toda Europa. Con las nuevas pautas de 2021, el estudio del BSC muestra aumentos dramáticos en el incumplimiento, especialmente para NO2 , PM10 y PM2,5 (del 8%, 50% y 77% al 88 %, 85% y 98%). En las estaciones que no cumplen, la distancia media hacia el cumplimiento también aumenta significativamente (del 16%, 26% y 41% al 120%, 41% y 160%). Para O₃ , se supera un nuevo límite máximo promedio de 6 meses en el 97% de las estaciones.

“Las nuevas directrices establecen límites por encima de los cuales existe una alta confianza en los efectos adversos sobre la salud humana. El hecho de que la mayoría de los ciudadanos europeos estén respirando niveles tan dañinos de contaminantes del aire es muy preocupante”, dijo el investigador del BSC Dene Bowdalo.

Lecciones aprendidas de los confinamientos

Los investigadores analizaron los datos de seguimiento durante las condiciones habituales entre 2017 y 2019, antes del inicio de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, el artículo también evalúa el impacto que tuvieron las reducciones de emisiones durante los confinamientos causados por la pandemia de covid-19 en el incumplimiento para extraer algunas lecciones para dar escala al desafío de cumplir con las nuevas Pautas de calidad del aire de la OMS.

MURCIA TRANSPARENTE. El estado de confinamiento en el que continuamos en España por el virus que azota al mundo entero no nos deja salir de casa. No obstante, ha hecho posible que en muchos puntos del país podamos ver una mejora muy notable en el ambiente, que poco a poco recupera su trasparencia. Por ejemplo, la contaminación del dióxido de nitrógeno, vinculado al tráfico de vehículos a motor, se ha reducido en el entorno urbano de Murcia más de un 40% en las primeras semanas de confinamiento. En la imagen, un combo de dos fotografías que refleja el nivel de contaminación ambiental en la ciudad de Murcia, la imagen de la izquierda fue tomada el pasado 29 de febrero y la de la derecha este jueves 23 | Foto: EFE / Marcial Guillén
Un combo de dos fotografías que refleja el nivel de contaminación ambiental en la ciudad de Murcia con y sin confinamiento | EFE / Marcial Guillén

Las disminuciones en el incumplimiento solo fueron significativas en el período COVID-19 de 3 meses más estricto (15 de marzo a 15 de junio de 2020), especialmente para el NO2 , que es producido principalmente por motores diésel. Sin embargo, a pesar de una reducción media del 32% en la actividad del transporte por carretera durante 2020 , más del 50% de las estaciones que miden NO2 en toda Europa siguen sin cumplir las normas. Esto implica que serían necesarias medidas radicales, como zonas de cero emisiones, o la prohibición de venta de vehículos de combustibles fósiles, para reducir suficientemente las concentraciones en línea con las recomendaciones actuales de la OMS.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas