El Supremo de EEUU limita los poderes del gobierno para frenar las emisiones

El Supremo de EEUU limita los poderes del gobierno para frenar las emisiones

La Corte Suprema estadounidense votó a favor de un fallo que despoja de facultades a la Agencia de Protección Ambiental del país para limitar las emisiones de las centrales eléctricas de carbón


El Supremo de EEUU dictaminó este jueves que la agencia ambiental clave del gobierno no puede emitir límites amplios sobre las emisiones de gases de efecto invernadero. La sentencia reduce drásticamente el poder de la administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para combatir el cambio climático.

El fallo se emitió tras el caso presentado contra la agencia del gobierno de los EEUU por el estado de Virginia Occidental, en nombre de otros estados liderados principalmente por republicanos y varias empresas productoras de carbón importantes. El tribunal superior determinó por una mayoría de 6-3, que la Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés) no tenía el poder de establecer límites máximos a las emisiones de las centrales eléctricas de carbón, que producen casi el 20% de la electricidad consumida en los Estados Unidos.

La sentencia

En una sentencia redactada por el presidente del tribunal, John Roberts, y apoyada por los otros cinco jueces conservadores, la mayor instancia judicial del país ha estimado que la ley de Aire Limpio no ofrece a la EPA amplia autoridad para regular las emisiones de plantas ya construidas.

La mayoría de tendencia conservadora en la Corte se puso del lado de los Estados y los intereses de los combustibles fósiles que argumentaron que amenazaba con una regulación excesiva y que acordaron que el Congreso, cuando se estableció la EPA, no tenía la intención de delegar decisiones tan importantes en una Agencia.

Los tres jueces progresistas del Supremo han emitido una opinión de disenso en la que critican que la corte «le quite a la EPA el poder que le dio el Congreso para responder al ‘mayor desafío medioambiental de nuestro tiempo’», citando otra sentencia anterior.

«El Tribunal se da a sí mismo, en vez de al Congreso o a la Agencia experta, la capacidad de tomar decisiones sobre política ambiental. No se me ocurren muchas cosas que den más miedo», ha escrito la jueza Elena Kagan.

El fallo no critica los límites a las emisiones de dióxido de carbono, que considera «una solución sensata a la crisis de nuestro tiempo» -citando una sentencia anterior-, pero niega que la Agencia de Protección Ambiental tenga la potestad de regularlos según la ley de Aire Limpio, que se redactó hace décadas.

Extremos políticos

La ambiciosa política climática de Biden quedó en entredicho hace seis meses, cuando un bloqueo en el Senado -que está dividido 50-50 entre demócratas y republicanos- impidió la aprobación del plan «Build Back Better» («Reconstruir mejor»), que buscaba destinar miles de millones de dólares a la lucha contra el cambio climático.

La decisión de la Suprema Corte, sin embargo, marca una victoria para los conservadores que luchan contra la regulación gubernamental de la industria. Con la mayoría de la corte que incluye a tres jueces de derecha nombrados por el expresidente Donald Trump, que había tratado de debilitar a la EPA.

Biden describió el fallo como una «decisión devastadora». Biden agregó: «No podemos y no ignoraremos el peligro para la salud pública y la amenaza existencial que plantea la crisis climática». Aunque el fallo de la corte no impide que la EPA regule las emisiones en el futuro, según algunos medios, deja en claro que el Congreso tendría que dar su consentimiento claro para que la agencia actúe.

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, ha criticado la decisión del Supremo, equiparándola a la sentencia que eliminó la protección legal del aborto, y considerando que «causará más muertes innecesarias -en este caso por un aumento de la contaminación», en un comunicado emitido minutos después de conocerse el fallo.

Por su parte, el líder republicano en la Cámara Alta, Mitch McConnell, ha celebrado que la sentencia «devuelve el poder a la gente», un argumento similar al utilizado para alabar la sentencia del aborto, que no prohíbe la interrupción médica del embarazo sino que da a los estados la potestad de regularla.

Un problema global

Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo el jueves que la decisión era «un revés en nuestra lucha contra el cambio climático». «También debemos recordar que una emergencia de naturaleza tan global como el cambio climático requiere una respuesta global, y las acciones de una sola nación no deben ni pueden hacer o deshacer si alcanzamos nuestros objetivos climáticos», dijo Dujarric.

Después de China, Estados Unidos es el mayor emisor de gases de CO2 que calientan el planeta. Además la decisión hace retroceder las esperanzas de Biden de usar la EPA para reducir las emisiones y cumplir con los objetivos climáticos globales, establecidos en 2015 en virtud del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

Respuesta de las ONG

Una de las organizaciones medioambientales más antiguas de EE UU, Sierra Club, ha criticado la decisión del Tribunal al mismo tiempo que ha pedido al presidente estadounidense, Joe Biden, que apruebe nuevas leyes para limitar la contaminación. «Nuestro futuro depende de ello», ha dicho en un comunicado Andrés Restrepo, abogado para el programa de leyes medioambientales de la organización.

En respuesta al fallo de la Corte Suprema estadounidense, John Noel, activista climático de Greenpeace Estado Unidos, dijo en un comunicado este jueves: «Los radicales con túnicas están restringiendo severamente la capacidad del gobierno federal para proteger a las personas y los ecosistemas que sustentan la vida. En 2018, la contaminación del aire por la quema de combustibles fósiles como el carbón y el gas fue responsable de aproximadamente 1 de cada 5 muertes en todo el mundo». Noel agregó que «es inconcebible que seis magistrados de la Corte Suprema hayan fallado a favor de sacrificar más vidas para enriquecer a magnates del carbón y del petróleo».



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas