Alianzas, la clave para salvar al 50% de la humanidad de los tsunamis

Alianzas, la clave para salvar al 50% de la humanidad de los tsunamis

La ONU cree que el 50% de la población mundial vivirá en áreas costeras propensas a inundaciones, tormentas y tsunamis. Por este motivo, enfatiza en la idea de que solo con la cooperación internacional se ayudará a garantizar que el 100% de las comunidades en riesgo estén preparadas


Los tsunamis son fenómenos poco frecuentes, pero con un alto poder destructivo. Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en los últimos 100 años 58 tsunamis registrados se han cobrado la vida de más de 260.000 personas, con una media de 4.600 fallecimientos por desastre. Esto “supera cualquier otro riego natural”.

La rápida urbanización y el aumento del turismo en las regiones propensas a los tsunamis son los principales factores que incrementan la peligrosidad de estos fenómenos naturales. Para 2030, la ONU cree que el 50% de la población mundial vivirá en áreas costeras propensas a inundaciones, tormentas y tsunamis. Por este motivo, enfatiza en la idea de que solo con la cooperación internacional a los países en desarrollo -de los mayores afectados- se ayudará a garantizar que el 100% de las comunidades en riesgo de tsunamis estén preparadas y sean resistentes a los tsunamis para ese año.

Y precisamente este es la idea principal por la que se desarrolla el Día Mundial de Concienciación sobre los Tsunamis 2021, tema que coincide con el objetivo F de la «Campaña de las siete metas de Sendai», a través de la cual se pretende promover la implementación del Marco Sendai. “Este marco es la hoja de ruta para la reducción del riesgo de desastres con el fin de salvar vidas, reducir las pérdidas y mejorar la gestión de estos riesgos”, destaca la ONU.

Con motivo del día, el Secretario General de la ONU, António Guterres, hizo un llamamiento a todos los países, organismos internacionales y la sociedad civil para que comprendan mejor la amenaza mortal y compartan enfoques innovadores para reducir los riesgos.

“El aumento del nivel del mar causado por la emergencia climática exacerbará aún más el poder destructivo de los tsunamis. Debemos limitar el calentamiento a 1,5 grados Celsius sobre los promedios preindustriales e invertir a escala en la resiliencia de las comunidades costeras», señaló en un comunicado.

Para Guterres, la ciencia, la cooperación internacional, la preparación y la acción temprana deben estar en el centro de todos los esfuerzos para mantener a las personas y las comunidades más seguras.

“Impulsar el apoyo a los países en desarrollo y mejorar la detección y la alerta temprana es fundamental. Ante las crecientes crisis globales complejas, debemos estar mejor preparados”, argumentó.

Soluciones naturales para los tsunamis

Uno de los mayores tsunamis que ha sufrido la humanidad en su historia reciente sucedió hace 17 años, un terremoto submarino de magnitud 9,1 provocó olas de 30 metros de altura que azotaron la costa de Aceh en el extremo norte de la isla de Sumatra, Indonesia. La destrucción fue de un nivel sin igual y, tal y como relata la ONU, mató a más de 230.000 personas en los países del Océano Índico, principalmente en el archipiélago de Indonesia.

Para no repetir esa historia, y en base a distintos informes de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), los gobiernos locales decidieron apostar por el uso de defensas costeras naturales, compuestas principalmente por los manglares icónicos de la región.

Y es que, como ejemplo, uno de esos estudios, que se alimentó de la información adquirida durante el incidente de 2004, concluyó que la posición de 30 manglares por cada 100 metros cuadrados puede reducir el flujo máximo de un tsunami en más del 90%.

“La vegetación costera probablemente no podría haber protegido contra la destrucción catastrófica en áreas de máxima intensidad de tsunami. Sin embargo, en áreas menos afectadas, este estudio muestra muy claramente que las áreas con árboles sufrieron menos destrucción que las áreas sin árboles«, señaló su autor principal.

El desafío en este caso es que Indonesia, a pesar de aglutinar el 20% de los manglares de todo el mundo, desde la década de los 80 y hasta el nuevo siglo los países redujeron la extensión de los bosques manglares un 26%. Las cifras en los años posteriores son aun peores y, por eso mismo, no tardó en despertar un sentimiento por parte de gobiernos y organizaciones para recuperarlos cuanto antes.

Es el caso de la ONG Yayasan Gajah Sumatera (Yagasu), que, mediante el uso recurrente de alianzas locales e internacionales, ha logrado plantar 30 millones de nuevos árboles de manglar en 12,300 hectáreas de áreas degradadas, que abarcan las provincias de Aceh y el norte de Sumatra.

Lejos de obtener beneficios contra este tipo de eventos, su directos general explica que se han visto otros impactos positivos de esta repoblación, como un aumento del 27% en la producción pesquera en los ecosistemas restaurados, así como un aumento del 30% de las áreas con aguas limpias, que posteriormente sirven para fomentar la acuicultura sostenible.

El impacto positivo de sus iniciativas entre las comunidades costeras ha llevado a la ampliación del alcance de Yagasu. En Aceh, han firmado acuerdos a largo plazo con 194 aldeas y 312 grupos comunitarios, y también han firmado acuerdos a corto plazo con seis instituciones gubernamentales provinciales en todo un ejemplo de la eficacia de las soluciones basadas en la naturaleza contra los fenómenos extremos.

“Desde la perspectiva de la reducción del riesgo de desastres, es importante considerar que el grado de protección contra los peligros costeros que ofrecen los manglares será limitado. También puede ser necesario disponer de otros mecanismos de protección. Un enfoque híbrido, de defensas blandas y duras, ha ganado mucha tracción y ofrece múltiples beneficios, como la reducción de riesgos, así como valores recreativos, de servicios y de medios de vida”, destaca el director general de la ONG.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas