Glasgow, anfitriona de la COP y ciudad sostenible - EL ÁGORA DIARIO

Glasgow, anfitriona de la COP y ciudad sostenible

Glasgow, anfitriona de la COP y ciudad sostenible

La ciudad de Glasgow (Escocia) ha sufrido una importante transformación de urbe industrial a ejemplo de desarrollo sostenible. Tras albergar la COP26, sus autoridades confían en lograr la neutralidad climática para 2030 con una fuerte apuesta por la colaboración público-privada


El Ágora
Madrid | 29 octubre, 2021


Durante años, las palabras Glasgow y verde fueron casi contradictorias. Esta ciudad situada junto al río Clyde es la más poblada de Escocia con más de 600.000 habitantes -1,5 millones si tenemos en cuenta su conurbación- en gran parte debido a su larga historia industrial: desde que en la época victoriana esta urbe se convirtiera en un centro mundial de astilleros y navegación, las grandes fábricas fueron dando forma a Glasgow (Reino Unido) hasta convertirla en la segunda ciudad más importante de toda la isla, solo por detrás de la capital Londres. Pero esta febril actividad tuvo sus consecuencias en la ciudad, que ganó fama de sitio insalubre y contaminado especialmente tras el declive de la industria a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, una dura realidad que multiplicó los problemas sociales por el fuete aumento del desempleo, tal y como retratan con acierto novelas como Trainspotting, de Irvine Welsh o películas de Ken Loach como Felices dieciséis.

Sin embargo, la urbe ha logrado cambiar por completo su faz en apenas unas décadas. Del gris de las fábricas abandonadas al verde de los parques, Glasgow ha sufrido una auténtica transformación, dándole la vuelta a su imagen hasta el punto de ser reconocida en 2020 como mejor Ciudad Verde Global por el Foro Global sobre Asentamientos Humanos (GFSH, de acuerdo a sus siglas en inglés), un premio apoyado por Naciones Unidas con el que se busca destacar “avances importantes y experiencias valiosas” en la búsqueda de ciudades más verdes y sostenibles. Además, la urbe también ocupa el cuarto lugar en el Índice global de sostenibilidad de destinos, que promueve el turismo responsable.

Una transición que explica en parte porque esta urbe escocesa fue la elegida por el Gobierno británico para alojar la decisiva COP26, cita internacional en la que están puestas gran parte de las esperanzas mundiales para lograr una acción climática más ambiciosa.

Y es que, en los apenas 15 años que han pasado desde que en 2006 la ciudad empezara a preocuparse realmente por su impacto climático, Glasgow ha reducido sus emisiones de CO2 en un 41%, superando con creces el objetivo que se marcó del 30%. Y lo ha hecho abogando por un enfoque integrado, en el que cualquier proyecto de sostenibilidad se hace teniendo en cuenta a los ciudadanos, las empresas y las partes interesadas de Glasgow. De hecho, gran parte del trabajo realizado por la ciudad hasta ahora ha consistido en conseguir que las empresas locales se unan al reto.

Las alianzas son el camino

En concreto, la ciudad ha lanzado recientemente la Carta de Glasgow Sostenible, con la que busca permitir permite a las empresas comprometerse públicamente con el logro de resultados más sostenibles, asegurando así que los diferentes actores trabajen de forma conjunta. Es más, tal y como explica a Business Insider Alison McRae, directora senior de la Cámara de Comercio de Glasgow, los esfuerzo del ayuntamiento para incluir a actores privados no se centra sólo en la reducción sino que entran de lleno en la economía circular, gracias a una alianza con la ONG Zero Waste Scotland.

Ahora, según McRae, la COP26 ha acelerado los esquemas de alianzas y los programas de participación empresarial que “moldearán las mentes de la fuerza laboral futura mostrándoles cómo pueden comprometerse con las empresas que abordan el cambio climático”. Además, la ciudad también está lanzando un distrito urbano neutro en carbono, comenzando con la implementación de la denominada “Calle Inteligente”. Ubicada en un área con edificios residenciales, académicos, comunitarios, comerciales e industriales en el centro de Glasgow, el proyecto buscará ser un modelo para cualqueir ciudad inteligente, gracias a la instalación de una marquesina solar fotovoltaica montada en el techo, turbinas eólicas con conductos, arbitraje de energía y de energía, carga de vehículos eléctricos y controles de red inteligente.

Glasgow
Vista del parque Kelvingrove en Glasgow, Escocia.

De hecho, el ayuntamiento describe esta calle “como una demostración de cómo se verían los sistemas de energía inteligentes y sostenibles en Glasgow, y el resto del mundo, en el futuro”, ya que meidante una sola actuación urbanística se podrán abordar problemas relacionados con la pobreza energética, el envejecimiento de la infraestructura y la contaminación del aire. “También estamos buscando modernizar las viviendas tradicionales de piedra arenisca de la ciudad, que son notoriamente difíciles de calentar”, asegura un portavoz del ayuntamiento a Business Insider. “Habrá una inversión sustancial necesaria para llevar estos edificios a los estándares modernos de eficiencia energética”.

En cualquier caso, cuando la ciudad habla de sus esfuerzos climáticos, siempre lo hace desde una perspectiva también social, como prueba el rediseño de la famosa George Square. Aunque la idea era eliminar el tráfico para mejorar la calidad del aire en el centro de la ciudad, también se buscaba devolver un espacio cívico clave a los habitantes locales para que lo utilicen para sus propios fines, un enfoque consagrado a través del programa de Spaces For People, que nació al calor del covid pero tiene visos de mantenerse mucho más allá en el tiempo.

Una apuesta de futuro

Pero el periplo verde de Glasgow no se acaba aquí. Hace apenas una semana, el Ayuntamiento de Glasgow ha presentado su borrador de plan para implementar un Green Deal que haría que la ciudad alcanzara emisiones netas cero para 2030 al mismo tiempo que mejora la resiliencia y la calidad de vida. En concreto, el nuevo documento actúa como un plan de nueve años para transformar la ciudad y su economía de una manera que se pueda combatir la emergencia climática al mismo tiempo que la urbe lucha contra de la pérdida de empleos y los riesgos causados por la pandemia del coronavirus.

“La escala del cambio hacia una economía con cero emisiones de carbono y resiliente al clima es de una magnitud mucho mayor que los desafíos que enfrentaron nuestros antepasados”, explicó tras la aprobación del plan la alcadesa de la ciudad, Susan Aitken. “Esto no será fácil y, de hecho, ninguna ciudad tiene todas las respuestas sobre cómo es un nuevo modelo económico. Pero reconocer que es necesario y comenzar el viaje es la parte más difícil. Por lo tanto, espero que este documento les dé esperanza, espero que, junto con otros, podamos enfrentar el desafío definitorio de la generación, y que el Ayuntamiento de Glasgow se comprometa a desempeñar su papel”, aseguró.

Glasgow
Vista áerea de la ciudad de Glasgow.

El Green Deal compromete al consejo a codiseñar una hoja ruta que presentará de manera completa y técnica el camino para lograr emisiones netas cero, y que se alineará con la Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC) de Escocia. Y, aunque por el momento no se ha fijado fecha para la consulta o publicación de la hoja de ruta, el anuncio ha venido acompañado del lanzamiento del plan “Greenprint for Investment” de Glasgow, con una dotación de 30.000 millones de libras con la que se pretende impulsar 10 proyectos de inversión climática que acerquen la ciudad a la neutralidad de carbono.

En cualquier caso, las autoridades han indicado que habrá una consulta pública sobre este Green Deal tras la COP, ya que, dada la escala de la iniciativa, se pedirá y apoyará la participación de tantos ciudadanos, empresas y organizaciones como sea necesario. La consulta recabará opiniones sobre cómo maximizar la eficacia del acuerdo, generando los mayores beneficios económicos y sociales al abordar la crisis climática, escuchando las ideas de ciudadanos, comunidades y empresas para lograr el mayor consenso posible.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas