Agua sostenible para una ciudadanía cada vez más responsable

Agua sostenible para una ciudadanía cada vez más responsable

En nuestro resumen semanal destacamos la presentación del Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España 2020, que toma el pulso a un agua cada vez más sostenible y de calidad y a una sociedad más concienciada en su consumo responsable


Esta semana se esperaba con interés en el sector del agua la presentación del XVI Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento en España 2020 que ha confirmado la tendencia a la baja en el consumo del líquido elemento en los hogares españoles que ha caído a los 128 litros diarios por persona. Un agua más sostenible, de excelente calidad, pese al déficit de inversiones públicas, y la más barata de Europa, de la que disfruta una ciudadanía cada vez más concienciada de la fragilidad de este recurso.

El informe realizado por la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) y la Asociación Española de Empresas Gestoras de los Servicios de Agua Urbana (AGA) ha destacado la ingente labor que todos los operadores del ciclo integral del agua han desarrollado durante la pandemia para garantizar el abastecimiento y saneamiento de un servicio esencial como el agua urbana.

AGA y AEAS han recordado que los operadores del agua urbana están en disposición de ser ser palanca de recuperación dentro de la estrategia europea de salida de la crisis del COVID-19. En ese sentido, el sector ha realizado una serie de propuestas para materializar los fondos europeos en proyectos concretos del ciclo urbano del agua, que suman un total de 13.776 millones de euros.

Para el sector, la inversión realizada y la prevista sigue siendo insuficiente. Las tarifas no cubren los costes del servicio y en muchos sistemas sólo alcanzan a soportar los gastos operativos, comprometiendo la calidad de los servicios de las futuras generaciones. Actualmente en España la media anual de inversión real no alcanza el 50% de lo necesario, que serían 4.900 millones de euros al año.

Estación depuradora de aguas residuales (EDAR).

Y mientras el agua en España avanza en sostenibilidad, el agua mundial ha comenzado esta semana a cotizar en el mercado de futuros de materias primas debido a la escasez de este bien, cuyo precio fluctuará como ahora lo hacen el petróleo, el oro o las materias primas agrícolas.

A partir de ahora, el recurso líquido tendrá un precio internacional de referencia que pretende, según los expertos, contribuir a una mejor gestión del riesgo futuro vinculado a este bien; y a agricultores, fondos o municipios, protegerse ante posibles cambios en el precio.

Y es que el nuevo índice permitirá no tener que recurrir a una estimación “a ojo” del precio futuro del agua, sino a cuáles son las expectativas reales de los principales actores del mercado.

Interior de la cámara de Wall Street.

Este extraño 2020 nos dejaba esta semana otro dato de vértigo. Según un estudio del Instituto de Ciencias Weizmann, que ha analizado la cantidad y peso estimado de los objetos inanimados que los humanos producen, este año y por primera vez en la historia de este planeta la masa de los productos antropogénicos ha superado a la masa de todos los seres vivos que habitan en él.

Para hacernos una idea, en el año 1.900 la masa antropogénica era similar al 3% de la biomasa natural del planeta. Con el paso de los años, la masa artificial comenzó a crecer notablemente, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial, cuando se registró un pico de crecimiento estimado en un 5% anual. Durante los últimos 20 años se ha doblado ese incremento hasta alcanzar la biomasa natural del planeta. De seguir con este ritmo, los investigadores advierten que la masa antropogénica triplicará la masa natural en el 2040. Se suele decir que la huella del ser humano tiene un peso sobre la Tierra y en este caso, ese peso es real, medible y elevado.

Productos antropogénicos como el cemento o el plástico ya superan en masa a los elementos naturales del planeta.

Y otro balance desesperanzador se ha dado a conocer esta semana. El informe sobre el Ártico ARC2020, elaborado por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos, alerta de que la región helada se calienta a un ritmo sin precedentes. Como consecuencia, el Ártico está sufriendo un proceso de transformación alarmante con un deshielo acelerado, incendios masivos y cambios en la flora y la fauna.

Según el informe, los satélites han corroborado que este año la región se ha calentado 1,9 grados Celsius de media con respecto al promedio de referencia (1981-2010). Se trata de la novena anomalía por encima de un grado durante los últimos 10 años y la segunda más alta registrada tras el pico de 2 grados de 2019.

ártico
La fauna local es una de las más afectadas por el aumento de las temperaturas en el Ártico.

Y cerramos la semana con una noticia esperada desde hace tiempo. Los países europeos han dado por fin luz verde al aumento de la ambición en la reducción de emisiones de efecto invernadero de la UE, que ahora deberán recortarse para 2030 en un 55% respecto a 1990.

Tras meses de negociaciones, idas y venidas, los jefes de Estado que conforman el Consejo Europeo han acordado fijar en esta cifra su posición negociadora, que supera en 15 puntos porcentuales el 40% inicial que se había fijado para la próxima década.  Al coincidir con la cifra propuesta por la Comisión Europea, significa, en la práctica, que ese 55% se convierte de facto en el nuevo objetivo europeo de ambición climática para 2030.

Una buena noticia para cerrar la semana que se une al quinto aniversario del Acuerdo de París, que nos recuerda que los compromisos deben ser firmes y la acción decidida si queremos que el planeta y la humanidad sobrevivan al siglo XXI.

¡Buen finde y disfruten de nuestro #AgoraFinde, lleno de reportajes, entrevistas y artículo para estar informados de la actualidad ambiental!


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas