Contra los profetas

Contra los profetas

Contra los profetas

Los datos conocidos, como los aportados por el FMI, confirman que nos adentramos en la peor recesión global desde la Gran Depresión. La entidad recomienda ofrecer estímulos a la demanda, liquidez para las empresas y apoyo a los más perjudicados, empresarios y trabajadores



LA HISTORIA

Todo puede empeorar. Así las previsiones del FMI, según las cuales España perderá el 12,8% del PIB y se convertirá en el país más perjudicado con Italia y Francia. Pero si hay segunda ola en otoño España sufriría la peor recesión de la OCDE, con una caída del PIB del 14,4%.

Mientras tanto la economía global caerá un 4,9% y la crisis pondrá fin a la reducción de la pobreza que se venía logrando desde la década de 1990.

Según el organismo internacional, el déficit español será el que más crezca este año de todos los países estudiados y se disparará hasta el 13,9% del PIB. En cuanto a la deuda exterior llegará hasta el 123,8%.

Por si fuera poco, España ocupa el puesto número 18 de entre 21 países más desarrollados de la OCDE, según el Índice de Eficacia del Sector Público (IESP), elaborado por Freemarket Corporate Intelligence. Mientras que en el Índice de Eficiencia del Sector Privado (IEFSP) sube hasta el número 15 de 21, según la citada consultora. O sea, que más nos vale reconstruir, como propone Ribera para las renovables, a través de la iniciativa privada, que hace con 74 euros lo mismo que el sector público con 100.

PUES VAYA PANORAMA

Tremendo panorama. Los datos confirman que nos adentramos en la peor recesión global desde la Gran Depresión.

El PIB de la Eurozona caerá un 10,2%, con Francia sufriendo una pérdida de riqueza del 12,5% y Alemania del 7,8% del PIB. Ni tan siquiera somos la excepción, aunque nos quepa el honor de estar entre los peores. La recuperación será lenta y el mundo saldrá empobrecido de esta crisis sanitaria.

Si quiere consolarse, el FMI también dice que en China, origen del virus y pioneros del confinamiento, la recuperación de la inversión y los servicios hasta mayo ha sido “más fuerte de lo esperado”. Pero también anuncia la desglobalización parcial, y que los países con fuerte dependencia del “turismo” y el “petróleo”, sufrirán más los efectos económicos de la pandemia.

Entre las recomendaciones para las políticas de reconstrucción proponen estímulos a la demanda, liquidez para las empresas y apoyo a los más perjudicados, empresarios y trabajadores. Es decir, más créditos ICO y más tiempo de ERTEs y apoyo a autónomos.

¿ALGUNA PROPUESTA?

Lo dicho más arriba: recuperar e invertir a través de las empresas y los autónomos, que harán más con menos. Además de prevenir la segunda ola desde la perspectiva sanitaria para que no se produzca un definitivo colapso económico. Esa parece el único acuerdo que va a salir de la desastrosa Comisión para la Reconstrucción, ejemplo vivo de la vocación cainita de nuestra clase política.

Si realmente se reforzara el sistema sanitario lo suficiente, y aseguraramos la provisión de vacunas con alguno de los países que están avanzando en serio (aquí dijimos que inventen ellos), visto lo visto, ya la daríamos por buena. Para lo otro, los empresarios demostraron en 10 días que talento, ideas, proyectos, financiación y compromiso hay de sobra, aunque en la Comisión no estuvieran por la labor.

Que buen vasallo si oviesse buen señor.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Nuestras Historias del Día
Otras noticias destacadas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies