Por un nuevo Pacto Social (para salvar empresas y empleos) - EL ÁGORA DIARIO

Por un nuevo Pacto Social (para salvar empresas y empleos)

Por un nuevo Pacto Social (para salvar empresas y empleos)

Ya se han destruido más de 140.000 empresas, y muchas de las que prestan servicios esenciales están en grave riesgo por las reducciones de consumo y por el aumento de los impagos. Sin un Gran Pacto Social que proteja globalmente a las empresas y sus puestos de trabajo no habrá reconstrucción, sino una extraordinaria tragedia final



LA HISTORIA

La Asociación de Comercializadores Independientes de Energía (ACIE) pide al Ministerio para la Transición Ecológica que el Estado les avale para no quedarse al descubierto por el impago de clientes. Esta asociación ha vuelto a poner de manifiesto la asimetría de la protección que ofrece el Gobierno a las empresas, a causa de los efectos del coronavirus.
A día de hoy se han destruido más de 140.000 empresas, y muchas de las que prestan servicios esenciales están en grave riesgo por las reducciones de consumo y por el aumento de los impagos.

PERO, ¿NO ESTÁN CAMBIANDO LOS PLAZOS Y LAS OBLIGACIONES CON LOS ERTEs?

Vincular los ERTEs al estado de alarma y prohibir los despidos sin tener en cuenta las circunstancias era un absurdo. Poco a poco, se van produciendo tímidos y excesivamente lentos avances en la introducción de la lógica económica y empresarial en las decisiones gubernamentales, para superar la crisis económica subyacente a la crisis sanitaria. Esto, como si fueran graciosas concesiones, sin acabar de entender que, sin un Gran Pacto Social que proteja globalmente a las empresas y sus puestos de trabajo no habrá reconstrucción, sino una extraordinaria tragedia final.

POR EL EQUILIBRIO ECONÓMICO

Todavía quedan situaciones de absurdos como el que se plantean la ACIE, o la Asociación Española de Gestores del Agua Urbana-AGA, que trabajan más que nunca, urgidos por una situación de emergencia y riesgo, con una fuerte pérdida de facturación por el parón de tantos sectores económicos y por un aumento de la morosidad. A éstos, sin embargo, un decreto-ley les niega el derecho al equilibrio económico que sí reconoce a los sectores que han tenido que parar por no ser esenciales. Ejemplos como este, hay muchos más.

Pero el eje, el corazón de la cuestión a tratar, debería ser la construcción de ese gran pacto político y social que salve empresas y empleos. Lamentablemente, enfrente sigue habiendo voceros del antagonismo de lo público y lo privado, capaces de criminalizar a las empresas y de mentir sobre lo que hacen con la población vulnerable en esta pandemia. Pregonan deuda frente a equilibrio, pregonan insostenibilidad frente a solidaridad, y como todo eso es absurdo, cabe preguntarse ¿qué es lo que quieren realmente?

Mientras, trabajadores y empresarios suspiran por el gran pacto social que nos salve a todos.


Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas