¿Meta qué? Aproximación al Metaverso para un directivo

¿Meta qué? Aproximación al Metaverso para un directivo

Por Eva Toledo Alarcón

El Metaverso es un nuevo sistema digital, aún en fase inicial, que presenta grandes oportunidades para las organizaciones a fin de mejorar la experiencia del cliente y del empleado, explica Eva Toledo

Llevamos ya varios meses oyendo hablar del Metaverso con curiosidad, resquemor o excitación. Sin embargo, este estado no es nuevo. La aparición de saltos tecnológicos es una constante desde que el hombre es hombre y siempre se ha vivido con una reticencia al cambio y/o un miedo a lo desconocido.

Fruto de la experiencia y conocedores de la historia, sabemos que cualquier cambio importante tiene aspectos positivos y negativos, y que debemos de adaptarnos porque esos cambios son irreversibles y, cuanto antes los asumamos mejor aprovecharemos las oportunidades o minimizaremos los riesgos que pudieran traer.

Si echamos la vista atrás, en los últimos años, y centrándonos en el mundo de la gestión empresarial, recordemos la aparición de Internet en 1967, del correo electrónico en 1971, y años después, la telefonía móvil o la robotización. Más recientemente, la ciberseguridad, el IOT (Internet de las Cosas), la IA (Inteligencia Artificial) o el blockchain.

¿Recordamos haber trabajado con impresora matricial?, ¿o la primera vez que empezamos a manejar el correo electrónico?, ¿o cuándo llegaron los procesos de incorporar un CRM en nuestras organizaciones? Ahora no imaginamos nuestro día a día sin nada de ello, pero en su momento, supusieron tensiones e incertidumbres.

“El Metaverso es un desarrollo que va a permitir hacer nuevas cosas o hacerlas de otra manera”

Centrándonos en el Metaverso, creo que es un desarrollo que va a permitir hacer nuevas cosas o hacerlas de otra manera, y que cada organización debe decidir el momento y la forma de subirse a este tren. Pero para ello, hay que conocer bien qué es el Metaverso y cuáles son los riesgos y las oportunidades que presenta. Además, me atrevo a sugerir que, tal vez, se puede acompañar esta reflexión de una revisión estratégica de nuestra organización. Puede ser un buen momento o excusa para chequear nuestro propósito, nuestro DAFO y nuestros objetivos.

Historia del Metaverso

Para acercarnos al Metaverso es necesario comenzar subrayando que este concepto no es tan nuevo como podemos pensar, pues ya apareció en 1992 en el libro Snow crash de Neal Stephenson. En este ya se describía un espacio virtual colectivo convergente con la realidad y en el que el canal de entrada eran unas gafas que permitían aparecer como un avatar en el mundo virtual.

En el año 2018, la película Ready Player One de Steven Spielberg, recreaba un universo virtual donde los humanos se transformaban en avatares para participar en juegos. Pocos años después, concretamente en el 2022, esta idea saltó a plataformas como Second Life, donde vendían la posibilidad de tener una vida paralela. Más recientemente, hemos asistido al éxito de videojuegos de última generación como Fortnite, con un altísimo nivel de customización de avatares y la posibilidad de celebrar incluso conciertos online.

Neal Stephenson autor estadounidense que en su libro de 1992 ya hablaba de un espacio virtual colectivo convergente con la realidad, precursor del Metaverso. | FOTO: Christopher Michel
Neal Stephenson autor que en su libro ‘Snow crash’, de 1992, ya hablaba de un espacio virtual colectivo convergente con la realidad, precursor del Metaverso. | FOTO: Christopher Michel

Así, justo 30 años después de la publicación de la novela Snow crash, el Metaverso se concibe como un universo virtual que amplía el mundo físico en lo digital. Es esta aproximación lo que me parece muy significativa para la empresa, pues no se trata de que lo virtual sustituya a lo físico, sino que viene a completarlo.  Se podría anticipar que el Metaverso será un sistema económico en sí mismo donde las empresas podrán operar y donde la navegación en Internet se verá también transformada para movernos entre habitaciones en un ámbito 3D.

“La idea del Metaverso ya apareció en 1992 en el libro ‘Snow crash’ de Neal Stephenson”

Sin embargo, gran parte de lo que se anuncia que puede ofrecer el Metaverso aún está por llegar, y parece que ahora estamos sentando las bases. Actualmente encontramos varias iniciativas independientes que no constituyen un único ecosistema, y para hablar de Metaverso tendríamos que disponer de una única plataforma como continente de todas las demás.

Encontramos hitos como el paso de Facebook a META, que puede ser el primer paso del futuro de las relaciones sociales. Por su parte, la adquisición de Blizzard por parte de Microsoft abre la puerta a nuevos escenarios como la realidad mixta con dispositivos como HoloLens. Por último, podemos citar al Omniverso de Nividia que más que un universo en el cual convivir -como plantea Meta- permite a los usuarios crear aplicaciones creativas y herramientas para otras plataformas, buscando la interoperabilidad universal.

En definitiva, los expertos consideran que el Metaverso, tal y como se ha concebido, no estará operativo hasta dentro de tres años. Mientras tanto encontramos diferentes iniciativas que nos permiten adentrarnos y explorar cuál será nuestro sitio en el mundo virtual que definitivamente sí será una realidad.

Oportunidades para una organización

A tenor de las diferentes acciones implementadas por grandes marcas en las plataformas desarrolladas por grandes tecnológicas, parece que el Metaverso puede ayudar a las empresas sobre todo a mejorar la experiencia al cliente y del empleado.

Mejorar la experiencia al cliente

Son muchas las acciones de fidelización a través del gaming o el ocio, pero también ofreciendo un conocimiento del producto previo a la compra.

Ya en 2017 algunos operadores del retail como Walmart usaban la realidad virtual para que el cliente pudiera probar el producto antes de comprarlo. En tan solo cuatro años se ha evolucionado hasta el punto de que en el Metaverso se podrán vender tanto productos tangibles/offline, como productos virtuales/digitales. Estos productos virtuales servirán para utilizarse en las experiencias virtuales (por ejemplo, un bolso para tu avatar que lleves en cualquier juego o actividad que se desarrolle en el Metaverso).

“El Metaverso se concibe como un universo virtual que amplía el mundo físico en lo digital”

También el desarrollo de la realidad virtual y el estallido de la realidad aumentada abren vías para mejorar la experiencia del cliente; por ejemplo, pudiéndonos probar ropa antes de comprarla o ver un producto en 3D para lograr disponer de una imagen casi real de la dimensión y aspecto de un producto.  Así, entre otros, PUMA han empezado a tener sus propios stands en eventos virtuales, conectados en este caso a su tienda de Amazon para vender una camiseta exclusiva.

También, durante la pandemia, hemos sido testigos de cómo muchos museos y destinos turísticos han ofertado visitas virtuales que han permitido un acercamiento a una oferta de una manera distinta. Este consumo no implica en absoluto evitar la visita real al museo o localización, sino que, al contrario, ha permitido reforzar el deseo de la experiencia física y, por tanto, incrementar el grado de satisfacción.

Mejorar la experiencia del empleado

El teletrabajo o el trabajo híbrido son realidades en la gran mayoría de sectores y a pesar de las ventajas que plantea desde el punto de vista de costes, existe un hándicap en la creación y mantenimiento de cultura de empresa y de compromiso con la marca.

Así, pensemos en mantener reuniones telemáticas donde encontremos una oficina virtual al 100% por la que movernos con nuestros avatares y relacionarnos con nuestros compañeros y espacios de una manera muy cercana a la realidad. Además, podemos ofrecer actividades de ocio como competiciones o exhibiciones para fomentar lazos emocionales. Se buscará la mayor eficacia orientando el teletrabajo a entornos inmersivos y una formación a través de la realidad aumentada.

¿Qué opinan los directivos?

Recientemente se han publicado varios estudios exploratorios sobre la opinión de los directivos en relación con lo que el Metaverso puede suponer para sus organizaciones, y anticipo que los resultados están muy alineados.

Así, destaco que en abril de 2022 Bussines Insider compartió las entrevistas realizadas a 14 directivos de LG, Samsung, Microsoft, Meta, Xiaomi, Huawei, Honor, Lenovo, Nothing, Qualcomm, Realme y Oppo. La conclusión general sería que las expectativas son muchas, y, aunque todavía el grado de desarrollo es menor, todos coincidían en que hay que estar preparados y alerta para reaccionar ante nuevos avances.

“El 71% de los directivos cree que el Metaverso tendrá un impacto positivo en su empresa, según un estudio de Accenture”

En segundo lugar, según el estudio Technolgy Vision realizado por Accenture en 2022, el 71% de los directivos encuestados considera que el Metaverso tendrá un impacto positivo en su empresa y, concretamente, el 42% declara que dicho impacto será rompedor. En este caso, se encuestó a 4.600 ejecutivos de 35 países; luego, se puede entender que se ha tenido en cuenta la opinión de una masa crítica representativa del mundo directivo.

Por último, quisiera citar que en el evento del Observatorio Metaverso: oportunidades comerciales, organizado por elEconomista y patrocinado por PwC el pasado mes de abril de 2022, se indicó que ya hay más de 160 compañías trabajando con “metaversos” como otros sistemas operativos. Asimismo, se concluyó que hoy en día son los sectores de los videojuegos, del entretenimiento y la educación, los más beneficiados.

Conclusiones

El Metaverso es un nuevo sistema digital, aún en fase inicial, que presenta grandes oportunidades para las organizaciones a fin de mejorar la experiencia del cliente y del empleado, pero que no está exenta de riesgos, tanto especulativos como de eventual falta de regulación.

Lo cierto es que el Metaverso ha llegado para quedarse, fusionando lo físico y lo virtual y cambiando, una vez más, la forma de relacionarnos. No debemos resistirnos a ello, sino que debemos acercarnos y familiarizarnos con él para estar adecuadamente preparados.

El futuro ya ha comenzado.


Eva Toledo es CoCEO de PADIMA y presidenta en El Círculo-Directivos de Alicante.




Otras noticias destacadas