Cortometrajes ciudadanos para celebrar un río Mapocho limpio

Cortometrajes ciudadanos para celebrar un río Mapocho limpio

Cortometrajes ciudadanos para celebrar un río Mapocho limpio

La importancia del saneamiento del río Mapocho, que mejoró la calidad de vida de los habitantes de la Región Metropolitana de Santiago de Chile recuperando espacios urbanos y erradicando enfermedades entéricas, se ve retratada gracias a un concurso de cortometrajes donde la ciudadanía es protagonista


El Ágora
Madrid | 10 septiembre, 2021


Super Clara no es como los protagonistas de las grandes producciones de Marvel o DC. Es una superheroína ciudadana, con una misión mucho más mundana pero también más real que cualquier invasión alienígena o plan infalible de un supervillano: es la encargada de limpiar y vigilar el parque del Mapocho Río, un espacio verde urbano situado entre los límites de las comunas chilenas de Quinta Normal y Cerro Navia. Su curiosa y simpática historia sirve para dar un giro espectacular de guión a las tradicionales andanzas de los héroes con mallas, invitánonos a conocer la importancia de mantener limpias las zonas verdes y el cauce de los ríos a través de su impactante destreza con las acrobacias.

Esta sinopsis no proviene sin embargo de la mente de ningún guionista o cineasta profesional. Es el fruto del esfuerzo audiovisual ciudadano, en este caso del chileno Pablo Arribas, que ha sido elegido como ganador del concurso “10 años, 10 historias”, organizado por Aguas Andinas en el marco del décimo aniversario del Mapocho Urbano Limpio, iniciativa que permitió contar con un cauce completamente libre de aguas servidas, contaminación y malos olores. En concreto, la empresa de servicios medioambientales invitó a jóvenes realizadores audiovisuales a mostrar, a través de diversas historias, cómo el principal río de la capital se ha transformado en un lugar de encuentro y esparcimiento.

Historias como la de Chao Busura, realizada por Constanza Tejos y segundo premio del concurso, que hace un contraste de lo que podíamos encontrar en el Mapocho del 2010 y el de ahora, a través de un collage lleno de colores y animación. Y es que la limpieza que comenzó hace ya hace doce años sacó a la luz ollas, escobas, plásticos, además de millones de bacterias con el potencial de expander enfermedades tifus, cólera y hepatitis. Hoy en día, tal y como afirma el cortometraje, cinco especies de peces viven en el río y dos son nativas del lugar gracias a los ciudadanos que han participado en su cuidado, invitando a reflexionar sobre la importancia de la colaboración de todos para mantener nuestros ecosistemas acuáticos sin contaminación.

El tercer premio recayó en un cortometraje realizado por Constanza Gallarda en el que es el río Mapocho en primera persona quien nos cuenta su historia y nos recuerda que pese a que diez años no es nada en comparación a sus largos años de vida, le han servido para volver a vivir. Y es que, si gracias al proyecto del 2010, se “ha recuperado lo que muchos han olvidado”, es posible que si el río Mapocho fluye limpio otra vez quizá todo Chile pueda ser más limpio también.

En cuaqluier caso, hablamos de piezas que mostraron los significativos avances experimentados a una década del hito medioambiental que le cambió la cara de Santiago y se tradujo en los cierres de la totalidad de las descargas de aguas servidas al río Mapocho, permitiendo la recuperación de espacios urbanos para la ciudad. Gracias a Mapocho Urbano Limpio, se liberó de toda contaminación y malos olores al principal cauce que atraviesa Santiago y se erradicaron las infecciones entéricas derivadas del riego de verduras y hortalizas con aguas servidas.

Un entorno libre de contaminación

Según ha apuntado Eugenio Rodríguez, director de Clientes de Aguas Andinas que destacó los trabajos presentados por los 10 finalistas, “estas piezas dan cuenta de lo afortunados que somos de vivir en un entorno libre de contaminación de aguas residuales que se traducían en malos olores e infecciones. Creemos que para seguir avanzando de cara hacia al futuro es clave recordar cómo hemos avanzado en estos últimos 10 años y saber que podemos seguir desafiándonos para hacer de Santiago una ciudad cada vez más amigable, sustentable y resiliente”. Los otros siete finalistas del concurso se pueden ver en la página de YouTube de la compañía latinoamericana. 

Mapocho
Los ganadores del concurso: Pablo Arribas, Constanza Tejo y Constanza Gallardo.

El megaproyecto de ingeniería impulsado por Aguas Andinas consistió en un túnel colector que intercepta 21 descargadas de aguas servidas y que atraviesa nueve comunas de la Región Metropolitana, entre ellas Las Condes, Providencia, Recoleta, Independencia, Santiago, Quinta Normal, Cerro Navia, Pudahuel y Maipú. De este modo, en sólo 12 años y con una inversión de más de 1.200 millones de dólares, se alcanzó la meta que países desarrollados tardan entre 30 o 40 años en concretar y Santiago logró convertirse en la primera capital de Latinoamérica en contar con el 100% de cobertura de agua potable, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.

Los trabajos, realizados entre 2007 y 2010, consideraron la descontaminación de todo el río, así como de numerosos canales de regadío que nutren al Mapocho. Además, se realizó la construcción de las plantas de tratamiento El Trebal, La Farfana, Mapocho, y otras 12 en distintos puntos de la región.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Otras noticias destacadas