El coronavirus esconde una armoniosa canción que refleja su letalidad

El coronavirus esconde una armoniosa canción que refleja su letalidad

Un experto del MIT ha logrado transformar la icónica espiga que rodea el coronavirus en una canción, asignando a cada aminoácido que la constituyen una nota musical. Además de ayudar a percibir la verdadera naturaleza del virus, basada en el engaño, podría servir como apoyo para elaborar una futura vacuna


Una concatenación de sonidos armoniosos. Sonidos que emanan de las entrañas de un koto japonés y que parece que, por simple azar, han logrado engendrar en su conjunto una pieza musical capaz de detener el mundo y sumergirnos en el más profundo y agradable de los descansos.

Dada su alta capacidad, parece mentira que el compositor haya sido un completo desconocido hasta hace tan solo cuatro meses. De todos modos, el mundo tampoco estaba preparado para tal eminencia, y más sabiendo que se trata de un virus que ha infectado a más de un millón de almas y ha arrebatado a la vida a más de 70.000 personas.

“La magia de esta canción radica en que nos enseña aspectos sobre la delgada línea entre la belleza de la vida y la muerte. Además, la composición es un reflejo del virus y su capacidad de engaño ya que es capaz de atraernos y seducirnos del mismo modo que a las células, que secuestra para luego crear copias de sí mismo”, explica Markus Buehler, músico y profesor del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en ingles).

Markus Buehler ha sido el responsable de ayudar al coronavirus a crear esta canción. Un virus como tal no tiene la capacidad de crear este tipo de obras, pero posee las partituras para hacerlo. Ahí es donde ha entrado el experto del MIT y su tecnología para transformar las proteínas del virus en música.

En concreto, lo que el experto ha hecho ha sido escoger una de las icónicas espigas que rodean el coronavirus y extraer de ella los aminoácidos, que son el material básico con el que se forman las proteínas que dan lugar, en este caso, a las espigas del coronavirus.

Después, a cada aminoácido se le ha asignado una única nota de la escala musical que, reproducidas en secuencia, han dado lugar a esta canción.

“Lo que escucha es una composición algorítmica de varias capas que presenta tanto el espectro vibratorio de la proteína completa (expresada en elementos sonoros y rítmicos), la secuencia y el plegamiento de aminoácidos que componen la estructura de la espiga del virus”, detalla Markus Buehler.

“Como una sinfonía, los patrones musicales reflejan la geometría de intersección de la proteína realizada al materializar su código de ADN”

Para el experto, más allá de conseguir este curioso sonido, el objetivo es conocer más a fondo la composición de los virus y sintetizar matices que con una simple imagen no se podrían observar.

“Nuestros cerebros son excelentes para procesar sonidos. En un barrido, nuestros oídos captan todas sus características jerárquicas: tono, timbre, volumen, melodía, ritmo y acordes. Necesitaríamos un microscopio de alta potencia para ver el detalle equivalente en una imagen, y nunca podríamos verlo todo de una vez. El sonido es una forma tan elegante de acceder a la información almacenada en una proteína”, indica.

Por ejemplo, gracias a esta composición, el experto pudo experimentar por sí mismo la capacidad del virus para engañar y explotar al huésped para su propia multiplicación y empezar a mirar al largo plazo.

Según su criterio, la traducción de proteínas en sonido les brinda a los científicos otra herramienta para comprender y diseñar proteínas, algo útil a la hora de elaborar medicamentos para atacar el virus: “Podríamos buscar una nueva proteína que coincida con la melodía y el ritmo de un anticuerpo capaz de unirse a la proteína espiga, lo que interfiere con su capacidad de infectar”.

“Creemos que el análisis de sonido y música puede ayudarnos a comprender mejor el mundo de las proteínas. La expresión artística es, después de todo, un aspecto que nos identifica y que se encuentra dentro de nosotros y en nuestro entorno”, concluye.



Se adhiere a los criterios de transparencia de

Archivado en:
Nuestras Historias del Día
Otras noticias destacadas

Añade tu comentario

Necesitas estar loggeado para comentar el post.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies